El ‘reality’ del sufrimiento

Vivir sin estatus en Canadá es una realidad de abuso y explotación, no un “reality show”.
Toronto · Publicado el: 20 marzo, 2013

Nunca me han gustado los “reality shows”. Me parece que esos programas son humillantes para las personas que participan en ellos y por lo tanto no encuentro ninguna diversión en ver gente que es denigrada con el objetivo de entretener a una audiencia. Pero tengo que reconocer que algunas personas deciden participar en estos espectáculos por su propia voluntad, generalmente para tratar de ganar un viaje, dinero o cualquier otra cosa que sea atractiva para ellos.

Pero lo peor de estos programas sucede cuando una persona se ve obligada a estar en ellos por medio de la intimidación. Es un acto equivalente a un ataque contra la persona, y por tanto el programa de televisión y cualquier persona involucrada en esta actividad debe ser considerada legalmente responsable por sus acciones.

La semana pasada, la Agencia Canadiense de Servicios de Frontera (Canadian Border Services Agency, CBSA) llevó a cabo una redada en una obra en construcción en Vancouver. La CBSA dijo que estaban buscando a una persona sin estatus en Canadá que tenía varias condenas criminales. No lo encontraron en el sitio, pero en su lugar encontraron y arrestaron a ocho trabajadores indocumentados.

Esto es algo que sucede regularmente en Canadá dado que el gobierno está buscando activamente arrestar a los indocumentados para deportarlos. Sin embargo, lo que comúnmente no sucede es que un equipo de televisión acompañe a los oficiales de la CBSA, y que las cámaras filmen los rostros de las personas mientras se llevan a cabo las detenciones, y cuando los detenidos son interrogados.

La mayoría de los trabajadores de la construcción que fueron arrestados son de la comunidad latinoamericana, pero podrían ser de cualquier otra comunidad.

Los responsables del programa de TV “Border Security” (Seguridad Fronteriza) explicaron que contaron con el consentimiento por escrito de los detenidos para pasar al aire su detención. Lo que no mencionaron es que obtuvieron el consentimiento de ellos justo hasta después de que fueron detenidos, cuando estos se encontraban en un estado muy frágil y vulnerable, y cuando seguramente pensaron que no tenían otra opción. Es posible que estos trabajadores hayan pensado que si cooperaban con el show tendrían una mejor oportunidad de no ser deportados. De hecho, un joven que fue detenido ya revirtió su decisión y se niega a permitir que el programa muestre su detención.

Realmente es preocupante que se le haya permitido a las cámaras de televisión grabar la detención, sobre todo si se considera que cuando un abogado, un amigo o un miembro de familia desea informarse acerca de la situación de una persona detenida, no es proporcionada  ninguna información en las dependencias gubernamentales sin tener una autorización firmada por la persona interesada. La legislación de privacidad requiere dicha autorización, e incluso en situaciones de emergencia la información de la persona no puede ser revelada sin su consentimiento.

Entonces, es sorprendente que durante la detención de los trabajadores migrantes sus derechos de privacidad fueran ignorados. Aunque obviamente había un permiso del Sr. Vic Toews, Ministro de Seguridad Pública, que permitía que las cámaras de televisión estuvieran presentes durante las redadas.

El programa “Border Security” tiene como objetivo mostrar cómo la Agencia Canadiense de Servicios de Frontera trabaja para proteger a la población canadiense de los delincuentes que entran y permanecen en el país. En esta situación, los trabajadores no son criminales, y mostrar su detención no sirve para ningún otro propósito que no sea mostrar el sensacionalismo en la historia y aumentar la xenofobia.

Cuando el programa “Border Security” muestre la detención de trabajadores de la construcción en su lugar de trabajo, el mensaje que se enviará es que los trabajadores son criminales peligrosos, mientras que la realidad es totalmente lo contrario. Los trabajadores indocumentados son de las personas más honestas y vulnerables en nuestro país, y su situación los hace objetivos perfectos para la explotación y el abuso por parte de los empresarios y de cualquier otra persona que conozca su situación. Ellos trabajan duro porque saben que no es fácil encontrar trabajo, y no pueden darse el lujo de cometer errores, mucho menos cometer una acción ilegal.

A la luz de los acontecimientos en Vancouver, tengo algunas sugerencias para el programa “Border Security”.

Por favor, saquen al aire las detenciones, pero no se detengan ahí. Envíen también un equipo de TV al lugar de trabajo donde los ocho trabajadores fueron detenidos y serán deportados, y muestren las dificultades que la empresa tendrá para reemplazar a los trabajadores. British Columbia, como el resto de provincias de Canadá, está en una desesperada necesidad de trabajadores calificados.

Otras sugerencias son que el programa televisivo le dé seguimiento a la familia de los deportados. Algunos de los trabajadores están casados con ciudadanos canadienses y tienen hijos canadienses que estaban siendo sustentados por el trabajador. Entonces, muestren cómo estas familias canadienses se las arreglan sin el sostén del padre, muestren a las mujeres tener que solicitar asistencia social o tener que ir a los bancos de comida para alimentar a sus hijos. Quién sabe, puede que el programa de TV tenga suerte y filme el desalojo de una familia cuando no pueda pagar la renta. Eso sin duda aumentara su audiencia.

Los televidentes también podrán disfrutar del sufrimiento de los niños que lloran porque echan de menos a su padre y no entienden por qué fue enviado lejos de ellos. Y ya que están buscando el sensacionalismo, por favor no olviden enviar un equipo de TV al país hacia donde el trabajador será deportado, dado que si esta persona era un solicitante de refugio rechazado, eventualmente el equipo de TV puede tener la suerte de estar allí justo en el momento en que el trabajador expulsado de Canadá es golpeado o asesinado.

Los trabajadores indocumentados viven de por si una vida de abuso y explotación. No es necesario que también sean humillados y explotados para beneficio de una audiencia de televisión.

 

Texto: Vilma Filici

Inmigrando a Canada


Vilma Filici
Renombrada especialista con más de 30 años de experiencia en el rubro de Inmigración. A través de este blog, la asesora ofrecerá noticias y artículos de interés sobre este importante tema para nuestra comunidad.

Pregúntale a la experta

Vilma Filici espera tus consultas.
Ingresa tus datos y envía tu pregunta:

o escríbele por:

COMENTARIOS
X
¿Qué estás buscando?