Seguro de vida personal vs seguro de hipoteca: Principales diferencias

La idea de tener un seguro es asegurarte de que tu familia podrá vivir tranquilamente, pero no todos los seguros ofrecen eso
Toronto · Publicado el: 30 septiembre, 2022

Si tienes una hipoteca sobre tu casa, es muy probable que también tengas un seguro hipotecario. La idea es que, si te enfermas gravemente o mueres antes de pagar la hipoteca, la cobertura se active y la pague por ti. Evitando que tu familia tenga una deuda innecesariamente grande.

Su objetivo básicamente es ofrecerte tranquilidad y asegurarte de que tu familia podrá quedarse en tu hogar si algo te sucede. Sin embargo, esto no siempre sucede así. Pero para entender mucho mejor la dinámica de cómo funcionan estos seguros de vida y cuál es mejor, decidimos hablar con Maria Marval, consultora financiera en Ontario y Alberta.

¿Tu seguro realmente te está protegiendo?

En una reciente investigación de Marketplace se presentó el caso de dos familias que compraron la cobertura y, aunque estaban protegidas, se les negaron sus reclamos cuando se enfermaron o fallecieron. En cada caso, la aseguradora dijo que el solicitante había mentido en su formulario de solicitud inicial.

Resulta que una prueba de rutina en el médico podría ser la razón para negar un reclamo, si no lo mencionas. ¿Se te infló una arteria en el área de los bíceps? Pues, para la aseguradora, eso podría contar como una prueba de presión arterial alta.

Al parecer el personal del banco que vende los seguros hipotecarios no tiene licencia y tampoco está capacitado para explicar los detalles y la legalidad de los seguros de hipoteca. El resultado es que las personas pagan mensualmente la prima y piensan que están cubiertas, solo para darse cuenta más tarde de que no es así.

De acuerdo con reconocidas empresas de seguros y financieras, una póliza de seguro de vida individual puede ser preferible a una póliza de seguro de crédito. Aquí están las diferencias clave entre los dos tipos de seguro.

seguros de vida

 

Seguro de crédito hipotecario

  • Suscripción posterior al siniestro: a diferencia de los seguros de vida individuales, los seguros de crédito vendidos a través del banco no suelen suscribirse hasta que se realiza una liquidación. Esto significa que la compañía de seguros puede determinar que no eres elegible para un pago, aunque hayas estado pagando primas periódicas. Por ejemplo, se puede denegar un reclamo porque una investigación en tus registros médicos indica que alguna vez tuviste presión arterial alta o colesterol alto que no revelaste con anterioridad.
  • Primas estándar: la póliza de seguro hipotecario que se vende en el banco es una póliza única. Esto significa que todos los que califican se consideran del mismo riesgo. Las primas que pagas por la garantía hipotecaria son una cantidad fija basada en tu edad y el monto de tu hipoteca. No hay descuento para no fumadores ni para mujeres. Asimismo, la prima no se reduce a medida que se paga la hipoteca.
  • Pago decreciente: el seguro hipotecario vendido en el banco cubre una cantidad decreciente. Esto quiere decir que mientras que las primas sigan siendo las mismas, la cantidad que queda en tu hipoteca disminuye. El seguro hipotecario solo pagará el saldo de tu hipoteca cuando presentes un reclamo.
  • El banco recibe el pago: el seguro hipotecario está diseñado para pagar al banco si algo te sucede. Por lo tanto, el pago del seguro se hará directamente a la entidad financiera correspondiente y no a tu familia.

Seguro de vida individual

  • Suscripción: cuando solicitas un seguro individual a través de un corredor de seguros con licencia, primero examinará su historial médico antes de que se emita una póliza y comiences a pagar las primas. El corredor de seguros te hará preguntas detalladas y puede hacer arreglos para que una enfermera realice un examen físico. De esta manera sabrás por adelantado si estás cubierto o no.
  • Primas individuales: con un seguro de vida individual, las primas que pagas se basan en tu riesgo individual. Tu historial médico y tu examen ayudarán a determinar qué tan altas o bajas serán tus pagos periódicos. Los no fumadores y las mujeres pagan una prima más baja. Así el monto nominal de la cobertura permanece siempre nivelado.
  • Pago fijo: cuando compras una póliza de seguro individual, pagas primas por una cantidad predeterminada de cobertura. Por lo tanto, si paga primas por $100,000 de cobertura, tu beneficiario recibirá esos $100,000.
  • Tú eliges quién recibe el pago: con una póliza individual eres libre de elegir a los beneficiarios para decidir qué hacer con los ingresos de la inversión. Ellos sabrán que parte usar para pagar la hipoteca y no se verán obligados a entregarle todo al banco.

Si estás interesando en saber cómo una póliza de seguro de vida es la mejor opción para cuidar a tu familia e, incluso, ayudarte a financiar su educación, contacta a Maria Marval llamando al (780) 983-6958 o INGRESA AQUÍ para realizar consultas gratuitas.

Educación Financiera


María Marval
Profesional financiera con más de 5 años de experiencia en seguros de vida e inversiones tanto personales como para negocios.

Pregúntale a la experta

Aprende más sobre tus opciones financieras. Solicita una consulta gratuita.
Solo para personas residentes en Canadá

...o empecemos a chatear:

COMENTARIOS
X
¿Qué estás buscando?