¿Qué debo hacer si me niegan una visa de turismo o estudio para Canadá?

Conocer la verdadera razón de la negativa ayudará al planteamiento de una nueva solicitud
Toronto · Publicado el: 6 febrero, 2020

Cuan­do el De­par­ta­men­to de In­mi­gra­ción y Ciu­da­da­nía de Ca­na­dá nie­ga una so­li­ci­tud de visa de tu­ris­mo o es­tu­dio, lo más co­mún es que el so­li­ci­tan­te pre­sen­te una se­gun­da so­li­ci­tud ba­sán­do­se en la res­pues­ta re­ci­bi­da en la car­ta de ne­ga­ti­va. Las car­tas de ne­ga­ti­va de pro­ce­sos de In­mi­gra­ción a Ca­na­dá son car­tas es­tán­dar, don­de los fun­cio­na­rios que re­vi­san el caso se­lec­cio­nan op­cio­nes de una lis­ta pre-es­ta­ble­ci­da, pero no dan ra­zo­nes como tal.  De­trás de esas op­cio­nes -in­vi­si­bles para el so­li­ci­tan­te  y con­sig­na­das en el sis­te­ma de in­mi­gra­ción para be­ne­fi­cio de fun­cio­na­rios del de­par­ta­men­to que re­vi­sen nue­vas so­li­ci­tu­des de esta mis­ma per­so­na- que­dan las ver­da­de­ras ra­zo­nes por las cua­les la so­li­ci­tud fue ne­ga­da.

La me­jor for­ma de pro­ce­der ante una ne­ga­ti­va es co­no­cer la ra­zón real por la cual la so­li­ci­tud fue de­cli­na­da para po­der pre­sen­tar un ar­gu­men­to ra­zo­na­ble en una so­li­ci­tud pos­te­rior.  Es­tas ra­zo­nes se pue­den co­no­cer solicitándo­le al De­par­ta­men­to de In­mi­gra­ción y Ciu­da­da­nía las no­tas del caso a tra­vés de un pro­ce­so co­no­ci­do como Ac­ce­so de In­for­ma­ción a tra­vés del Acta de Pri­va­ci­dad (ATIP por sus si­glas en in­glés).

Las ra­zo­nes más co­mu­nes en las car­ta de ne­ga­ti­va son que la per­so­na no tie­ne víncu­los con país de ori­gen, no tie­ne sol­ven­cia eco­nó­mi­ca y no tie­ne his­to­ria de via­jes fue­ra de su país; pero las no­tas del caso pue­den de­cir por ejem­plo que el so­li­ci­tan­te en­tre­gó al de­par­ta­men­to do­cu­men­tos que ca­re­cían de au­ten­ti­ci­dad o que el so­li­ci­tan­te omi­tió in­for­ma­ción re­le­van­te y por lo tan­to su so­li­ci­tud ca­re­ce de cre­di­bi­li­dad.


Lee también: Inmigrar a Canadá, una cuestión de decisión


La ra­zón que da el fun­cio­na­rio, y que se en­cuen­tran solo en las no­tas del caso, para lle­gar a la con­clu­sión de que los do­cu­men­tos ca­re­cían de au­ten­ti­ci­dad, pudo ha­ber sido que la car­ta de re­fe­ren­cia la­bo­ral no te­nía mem­bre­te de la com­pa­ñía o que los re­ci­bos de sa­la­rio eran he­chos a mano.  En mu­chos ca­sos, par­ti­cu­lar­men­te en nues­tros paí­ses, esta es una prác­ti­ca co­rrien­te cuan­do se tra­ba­ja en em­pre­sas pe­que­ñas y para nada co­rres­pon­de con la idea del ofi­cial de in­mi­gra­ción de ser do­cu­men­tos fal­sos. Sim­ple­men­te es el pro­ce­di­mien­to en nues­tros paí­ses aun­que no el co­mún de­no­mi­na­dor en Ca­na­dá.

La ra­zón de­trás de la omi­sión de in­for­ma­ción pue­de ser tan sim­ple como que el pen­sa­mien­to ge­ne­ra­li­za­do de que las so­li­ci­tu­des de vi­sas de tu­ris­mo y per­mi­sos de es­tu­dio son fá­ci­les de ha­cer, si­guien­do las ins­truc­cio­nes de la pá­gi­na de in­ter­net de In­mi­gra­ciónlle­va a mu­chas per­so­nas a co­me­ter erro­res tan sen­ci­llos como pen­sar que la in­for­ma­ción so­li­ci­ta­da en las for­mas de apli­ca­ción no es re­le­van­te y por lo tan­to no com­ple­tan cada una de las pre­gun­tas.  En es­tos ca­sos los do­cu­men­tos de so­por­te con­tra­di­cen la in­for­ma­ción de las for­mas. Este es el caso tí­pi­co de per­so­nas que omi­ten la in­for­ma­ción de su cón­yu­ge en las for­mas de apli­ca­ción, por­que van a via­jar so­los,  y en­vían como do­cu­men­tos de so­por­te de la so­li­ci­tud los ex­trac­tos ban­ca­rios de cuen­tas con­jun­tas o es­cri­tu­ras de pro­pie­da­des a nom­bre de los dos.

El he­cho de que haya una nota en el ar­chi­vo del clien­te di­cien­do que pre­sen­tó do­cu­men­tos que ca­re­cen de au­ten­ti­ci­dad o que tra­to de es­con­der u omi­tió in­for­ma­ción re­le­van­te para el caso, ge­ne­ra­rá du­das en so­li­ci­tu­des pos­te­rio­res y por lo tan­to las po­si­bi­li­da­des de que aprue­ben una visa en el fu­tu­ro son bas­tan­te ba­jas aun­que la per­so­na cum­pla con to­dos los de­más re­qui­si­tos de víncu­los con el  país de ori­gen, his­to­ria de via­jes al ex­te­rior  y sol­ven­cia eco­nó­mi­ca.

Ob­te­ner las no­tas del caso se de­mo­ra 30 días y los ar­chi­vos pue­den ser re­ci­bi­dos por e-mail o fí­si­ca­men­te.  Co­no­cer las ra­zo­nes de ne­ga­ti­va es la úni­ca for­ma de re­fu­tar una de­ci­sión y tam­bién es la más se­gu­ra de po­der ob­te­ner una res­pues­ta po­si­ti­va a una se­gun­da so­li­ci­tud.

Si ne­ce­si­tas ayu­da para tra­mi­tar una visa de tu­ris­mo o es­tu­dio, po­de­mos ayu­dar­te, con­tác­ta­nos ha­cien­do cli­ck aquí.

(Foto: kstudio/makyzz/mohamed Hassan)

Inmigración a Canadá


Claudia Palacio
Consultora de Inmigración Certificada, Miembro activa del Inmigration Consultants of Canada Regulatory Council (ICCRC) con más de 10 años de experiencia en Consultoría de Inmigración. Graduada con Honores del Programa de Inmigración de Seneca College en Toronto.

Contacta a Claudia

El autor de este artículo espera tus consultas.
Ingresa tus datos y envía tu pregunta:

o escríbele por:

X
¿Qué estás buscando?