Los nueve mitos revelados sobre los seguros de vida que te pueden beneficiar

Conoce la realidad sobre la importancia de los seguros de vida
Toronto · Publicado el: 8 marzo, 2021

Aunque parezca extraño, existen una gran cantidad de mitos que acechan a los seguros de vida. Algunas personas tienen preconceptos o ideas erradas sobre la obtención y los beneficios de estos seguros que, al fin y al cabo, su única función es estar ahí para cuando realmente lo necesiten.

Estos mitos, más jugar en contra de las compañías de aseguradoras o de los corredores de seguro, terminan por perjudicar a las propias personas que no los obtienen por cualquiera que sea la razón. Lo cierto es que las tragedias suceden sin importar el contexto ni el pensamiento de la persona, y cuando llegan, lo que menos querrá es no poseer un respaldo.

Poseer un seguro de vida en Canadá no solo le ayuda ante los accidentes trágicos, sino que cuentan con un abanico de posibilidades para ofrecerle una ayuda, incluso económica. Por eso sigue leyendo para desmitificar estos nueve conceptos sobre seguros de vida.

1- Si estoy en mis 20s no necesito un seguro de vida

Uno de los mitos más comunes. Los adultos jóvenes consideran, muchas veces, que un seguro de vida es innecesario pues ven lejano un fin trágico; pero lo cierto es que el seguro de vida no solo atenderá su fallecimiento, sino que brindará apoyo a sus familiares en dicho momento.

Algunos de los beneficios que obtendrían son:

  • Reemplazar sus ingresos para apoyar a los seres queridos que dependen de usted.
  • Sustentar a los niños.
  • Cubrir los costos de entierro y otros gastos finales.
  • Pagar su deuda, especialmente los préstamos para estudiantes o para automóviles de los que uno de los padres puede ser co-firmante.

Además una póliza universal (UL) de seguro de vida genera valor en efectivo del que puede pedir prestado para, por ejemplo, comprar una primera vivienda. Pero es importante tener en cuenta que los saldos pendientes de los préstamos se deducen del beneficio por fallecimiento.

2- Ya tengo un seguro de vida colectivo en mi trabajo

Uno de los mitos más peligrosos es el que hace creer a las personas que los seguros colectivos brindan la cobertura que realmente necesitan. No significa que este tipo de seguro sea malo, solo que llegado el momento usted preferirá poseer un seguro con una mayor y mejor cobertura para que sus seres queridos no pasen mayores angustias.

Por ejemplo, entre las ventajas que ofrece el seguro de vida colectivo laboral destacan la asequibilidad pues solo debe estar en nómina para estar asegurado y la asegurabilidad; mientras que entre las desventajas destacan que estos no permiten que migres tu póliza de empresa a empresa, ni te ofrece opciones de cobertura adicional.

3- Tener un seguro de vida es muy caro

Otro de los mitos más poderosos que influencia a la mayoría de las personas es que poseer un seguro de vida le restará grandes cantidades de su salario. Según un estudio de Insurance Barometer Study, las personas creen que un seguro de vida a término de $250.000 para una persona sana de 30 años costaría $500 por año.

Cosa que es totalmente falsa pues, en realidad, un seguro bajo las características anteriormente mencionada tiene un costo promedio de $160, es decir, casi tres veces menos de lo que las personas estimaban. Esta creencia mantiene a muchas personas sin seguro de vida y expuestas a las terribles consecuencias de dejar a su familia sumida en las deudas.

4- No necesito un seguro de vida si estoy soltero

Incluso si no está casado, el seguro de vida puede ser parte de una estrategia financiera sólida. Si tiene préstamos, una hipoteca o una deuda con un co-firmante que sería responsable de completar los pagos en caso de que usted no pudiera hacerlo, una póliza de seguro de vida puede ayudar a garantizar que estos gastos estén cubiertos.

Y puede ayudarlo a evitar dejar los gastos al final de la vida, como los costos de entierro, a sus seres queridos. Incluso puede tener una pareja, padres ancianos o una organización benéfica a quien le gustaría transferir riqueza o dejar una herencia.

5- El seguro debe ser solo para el proveedor principal

De los mitos incoherentes, este es uno de los más populares. El principal proveedor de un hogar no es el único que debe estar asegurado pues, ya sea trabajando en casa, fuera de casa o en ambos escenarios, el proveedor secundario también aporta al sustento del hogar y al mismo tiempo también existe la posibilidad de que fallezca de manera inesperada.

Si el proveedor secundario no cuenta con un seguro de vida, como podría:

  • Reemplazar los ingresos del perceptor de ingresos secundarios
  • Cubrir el gasto a largo plazo de criar a un niño, que puede incluir el pago de la educación del niño
  • Pagar los gastos de la casa
  • Ayudar a pagar una hipoteca

6- Compré un seguro de vida, ya puedo olvidarme de eso

La gente compra pólizas de seguro de vida, las guarda en un cajón y se olvida de ellas. No se dan cuenta de que estos documentos deben revisarse con frecuencia porque las necesidades del seguro de vida cambian a medida que cambian las circunstancias personales o financieras.

Un profesional financiero en Ontario y Alberta suele recomendar que, al menos, una vez al año se reúna con su corredor para verificar los aspectos de su cobertura. Los puntos a verificar son:

  • Cantidad: ¿Cuánto necesitas? ¿Cómo puedes averiguarlo?
  • Cambios en la vida: los eventos de la vida (parto, hipoteca, divorcio, cambio de trabajo, problemas de salud) pueden afectar el valor, plazo o tipo de seguro que necesita.
  • Beneficiarios: ¿Se casó / divorció? ¿Tiene un nuevo socio comercial?
  • Duración del plazo: ¿El plazo sigue siendo apropiado o tiene que ampliarlo o convertirlo a otro tipo de seguro?

7- No puedo obtener un seguro de vida si no tengo buena salud

Mito muy popular y muy peligroso al mismo tiempo. Las personas con presión arterial elevada, diabetes u otras afecciones crónicas de salud a menudo pueden encontrar un proveedor de seguros de vida que les brinde cobertura. Incluso los sobrevivientes de cáncer, especialmente aquellos que han tenido cinco años desde que el tratamiento fue exitoso, pueden comprar un seguro de vida.

Formas en que una persona con condiciones de salud puede acceder a un seguro de vida:

  • Seguro colectivo: Al ser empleado de una empresa, puede acceder al seguro de vida laboral colectivo.
  • Ser miembro de una Asociación: Formar parte de una asociación formalmente organizada puede devenir en obtener el seguro que estas ofrecer a sus miembros.
  • Consulte a un asesor de seguros: Existe muchos corredores de seguros que cuentan con las herramientas para ofrecerle la póliza adecuada a personas con condiciones de salud.

Lo cierto es que una persona con condiciones de salud paga primas mayores por los seguros de vida, pero esto solo sucederá mientras la condición esté presente. Por ejemplo, una persona con presión arterial puede controlar su condición y así acceder a primas menores.

8- Ya mis hijos están grandes y no necesito el seguro de vida

Bien sea que sus hijos crecieron o si nunca los tuvo, esos no son los únicos familiares a los que usted podría cuidar con un seguro de vida. Si cree esto, hágase las siguientes preguntas:

  • ¿Su cónyuge / pareja podría mantener su estilo de vida si usted falleciera inesperadamente?
  • ¿Ha pagado su hipoteca?
  • ¿Tendrían sus padres ancianos el apoyo que necesitan si de repente ya no estuvieras presente para ayudarlos a cuidar de ellos?
  • ¿Tiene un plan patrimonial para proporcionar un legado a su familia?
  • ¿Tendría los ahorros que necesita para pagar su funeral y otros gastos finales?

9- Prefiero ahorrar que obtener un seguro de vida

El seguro de vida puede ser tan vital para su estrategia financiera como sus ahorros, porque el seguro de vida puede proteger a su familia y la riqueza que ha acumulado. Por ejemplo, si falleciera inesperadamente, puede ayudar con:

  • Cubrir obligaciones financieras, como tarjetas de crédito pendientes o deudas de préstamos estudiantiles.
  • Pagar el funeral y otros gastos finales.
  • Cubrir los pagos de la hipoteca.
  • Paga la educación de tus hijos.
  • Permita que sus seres queridos mantengan su estilo de vida.

¿Conoce otros mitos sobre los seguros de vida? Comuníquese AQUÍ con María Marval, profesional financiero en Ontario y Alberta, para asesorarse mejor y obtener un seguro de vida que se adapte a sus necesidades personales.

(Foto: pressfotoijeab / pressfoto)

Educación Financiera


María Marval
Profesional financiera con más de 5 años de experiencia en seguros de vida e inversiones tanto personales como para negocios.

Pregúntale a la experta

Aprende más sobre tus opciones financieras. Solicita una consulta gratuita.
Solo para personas residentes en Canadá

...o empecemos a chatear:

Etiquetado en: seguro de vida en Toronto
COMENTARIOS
X
¿Qué estás buscando?