TorontoHispano TorontoHispano.com Homepage Directorio de Negocios Eventos Latinos en Toronto Fotos de Toronto Videos de Toronto Blogs de Toronto Registra tu Negocio Archivo de Noticias Sorteos Tickets para eventos Latinos de Toronto Registra tu Negocio Trabajos Avisos Comunitarios Envía tu Evento Envía tu Aviso Comunitario

 
Trabajos
Find a Job Bsqueda avanzada
Keywords:
Location:
Trabajos en Toronto
 
Argentina: Cuando el pasado no es historia 
A 30 años del golpe militar la historia sigue viva 

Conmemoraron en Toronto el 30 aniversario del golpe militar en Argentina bajo el Lema: Memoria, Verdad y Justicia
30 aniversario del golpe militar en Argentina
“Si la historia la escriben los que saben, eso quiere decir que hay otra historia, la verdadera historia, quien quiere oír que oiga… nos queman las palabras, nos silencian, y la voz de la gente se oirá siempre…

Podemos comenzar la historia con un trozo de la filmación y el relato de una de las Madres de Plaza de Mayo: “Yo vi que tenían a mi hijo los militares afuera de casa, me hacen salir y yo les digo: yo no conozco a ese pibe”… lo negué pensando que así lo iban a dejar libre… pero no”… “¿que habrá pensado mi hijo?... ¿que lo negué ante esta gente? Sé que si me hubiera pasado a mí él lucharía por encontrarme, eso me dio fuerzas para seguir peleando hasta el día de hoy, 30 años después”… O con una de las fotos de las Madres con su texto al lado; ‘Han transcurrido 31 años desde tu secuestro por las fuerzas represivas del Estado y aun no hemos logrado conocer la verdad ni hemos obtenido justicia. Pero seguiremos luchando porque ellas son nuestra meta, nuestra esperanza futura. Alcanzarlas será el mejor y más valido homenaje a tu vida …”

O relatos de los sobrevivientes tales como: ¿Qué sentís en esos momentos?... Mira te tienen de rehén, estás encerrado y al lado tuyo constantemente escuchas gritos, disparos de ametralladoras, gente llorando otras rezando, solo pensás que en cualquier momento te toca a vos, el corazón te explota, sentís que se te sale por la boca…”

“Esa época se llevó mi juventud, mi vida, en solo unos años me convertí en un anciano, y me dejó como todo buen anciano una gran sabiduría que espero poder extenderla…”

Recordar no es fácil, es un tortuoso retorno al infierno, imágenes dolorosas, gritos apagados, miradas perdidas, imágenes de un país donde desde esa mañana del 24 de marzo de 1976, el golpe militar sepultó los sueños de mucha gente, Argentina vivió los años más sangrientos de su historia, 30,000 ciudadanos desaparecidos, otros tantos torturados, acribillados, cientos de prisioneros sin causas, niños quitados a sus madres y vendidos, sobrevivientes que llevan consigo una cicatriz en su alma que no se ve pero se siente. Se implementó una política económica y social que jamás se podría haber implementado por los caminos de la democracia, la cultura del terror, del silencio.

Por eso es necesario hacer memoria, para refrescar nuestro pasado y a partir de ahí seguir construyendo un futuro mejor, recordar que lo que para algunos pasó hace treinta años atrás, para otros, como los familiares de desaparecidos, aun no es pasado, es una lucha y un esfuerzo constante por lograr justicia, lucha por los hijos de padres desaparecidos por recobrar su identidad, lucha por recobrar un país lleno de escombros y desperdicios tras más de 7 años de dictadura militar.

Toronto también recuerda

En Toronto la Comisión 30 Aniversario, realizó una semana de eventos conmemorando dicho pasado, tratando de crear un espacio donde la gente pueda aprender y comprender el pasado y el presente social y económico de Argentina.

Paulina Maciulis, integrante del comité organizador, fue una de las primeras refugiadas que llegó a Canadá por un proyecto del Grupo de Defensa de los Derechos Civiles de Argentina, quienes lograron que el gobierno de Canadá recibiera a refugiados detenidos sin causa.

“La mayoría de los integrantes del comité nos conocemos de la época de la dictadura, o familiares, que llegamos aquí en la época de los 70 y trabajamos desde aquí con el apoyo de organismos canadienses, organizaciones religiosas y sindicatos, haciendo vínculos con Argentina.”Este año surgió hacer este evento y estamos muy satisfechos con los resultados, muchos jóvenes de distintos lugares nos visitaron’.

“Yo creo que los tiempos cambiaron y a pesar de los cambios positivos hay mucho por hacer, mi mensaje es hacia los jóvenes: que se interesen por todo lo que pasa en el mundo. La información nos ilumina, y a partir de allí podemos ayudar de distintas formas, las guerras continúan, las torturas, terremotos, nuestra ayuda es siempre bienvenida”.

Las actividades organizadas por el grupo fueron desde filmaciones referentes a la historia de Argentina, documentales del año 1976, historia sobre las Islas Malvinas; mesas redondas de debate, música, danza y teatro, imágenes, artesanías.

Una de las participantes de la mesa de debate fue Maria Eva Urrutia, Tucumana hija de padres desaparecidos... “Yo recuerdo cuando estábamos en un bar con mi mamá y mis dos hermanos, yo tenia 4 años y mis hermanos mas chicos, entran unos señores, varios, civiles y sacan a mi mamá y le tiran dos tiros a las piernas, de allí nos lleva a nosotros 3 a la policía, nos interrogan y de ahí a un orfanato…” salimos en diarios locales de Buenos Aires y entonces mi abuela vino desde Tucumán a buscarnos...” Hay muchos chicos que eran chiquitos y no recuerdan, yo si me acuerdo, creo que me agarro de esa memoria como una forma de mantener viva a mi mamá”… “Solo quiero justicia, que se conozcan los culpables y los encarcelen, que los chicos de papás desaparecidos recuperen su identidad...”

No lo vi más

Para quienes pudimos ver algunas de estas películas con testimonios de madres o abuelas, creo que uno se involucra más en la causa. Ver las marchas de las abuelas de Plaza de Mayo en un noticiero tiene un comunicado totalmente distinto y es mas objetivo de lo que uno siente al escuchar la historia personal de cada una, historias como; “mi hijo tenía 20 años, lo agarraron afuera de casa, yo lo vi., le pusieron una ametralladora en la cabeza, lo encapucharon y lo subieron a una camioneta con una lona atrás, creo que había mas gente, de ahí… no lo vi mas”











Publicado 27 de marzo 2006

Fotos y reportaje: Virginia Chiappari vicky@torontohispano.com
 
TorontoHispano.com Toronto Hispano en Facebook Toronto Hispano en Twitter Toronto Hispano en Google Plus Toronto Hispano en You Tube Toronto Hispano homepage