TorontoHispano TorontoHispano.com Homepage Directorio de Negocios Eventos Latinos en Toronto Fotos de Toronto Videos de Toronto Blogs de Toronto Registra tu Negocio Archivo de Noticias Sorteos Tickets para eventos Latinos de Toronto Registra tu Negocio Trabajos Avisos Comunitarios Envía tu Evento Envía tu Aviso Comunitario
Por Amor al Arte



Archivos:
Por amor al arte
» Verano De Clásicos Del Cine En La Cinemateca Ontario

» Washi con el tiempo: maravillas del papel japonés

» Objetos al descubierto: La minusvalidez, su historia y recuerdos

» Vírgenes, Santos y Ángeles

» Glenn Gould





 
 
Trabajos
Find a Job Búsqueda avanzada
Keywords:
Location:
Trabajos en Toronto
 

washi a través del tiempo:
maravillas del papel japonés.

Por: Teresa Chávez Suárez


Del 23 de mayo al 10 de julio de 2008

«The Japan Foundation, Toronto»
   131 Bloor Street West
   (2nd Floor of the Colonnade)


Entrada libre 
Una exposición  presentada en cooperación con
«The Japanese Paper Place» y  «The Japan Foundation, Toronto»
Curada por Mira Coviensky y Judith Fielder 

 
La presente exposición es parte de la Cumbre Mundial de Washi. 
 

I Parte:   Washi a través del Tiempo: El Espíritu 

La historia del papel japonés está ilustrada por un arsenal asombroso de objetos. Washi comenzó en el templo, se mudó a la corte, y transitaba entre lo cotidiano y lo artístico. El espíritu permanece no sólo en las aplicaciones sagradas del washi, sino  sobre todo en la vida atenta de los manufactureros que hacen “papel lento”, en la continuidad ambiental del washi, y en su fuerza y pureza.


II Parte: Washi a través del Tiempo:  El Modelo 

Con raíces alcanzaron los pergaminos de sutras del período Nara teñidos en añil (del siglo VIII), los papeles impresos de Chiyogami incorporan los japoneses  en la estética de la función y belleza de los mismos. Durante el período de Edo (Siglos XVII y XVIII), los diseños coloridos tomados de la Historia, de la vida de cotidiana y de textiles japoneses  y  gráficos fueron bloques-impresos en washi durable japonés.

Un pariente más reciente de Chiyogami, Katazomeshi creció fuera de la técnica de la materia textil impresa con plantilla de Katazome, tinte de la plantilla. Los diseños tradicionales de la materia textil se imprimen a mano en el papel de Kozo. Hoy, los artistas alrededor del mundo continúan siguiendo las viejas tradiciones mientras exploran las  las nuevas maneras de usar la inspiración en los papeles.


III Parte: Washi a través del Tiempo:  Los Lugares

La creación del papel washi de manera tradicional, requiere que la persona que lo hace focalice, posea numerosas habilidades y tenga enorme paciencia. Por lo general, se hace con agua clara y pura y, fibras de plantas reanudables - las cuales son tendidas y   limpiadas cuidadosamente - en las comunidades que trabajan cooperativamente y en armonía completa con la naturaleza. 

Hoy en día lo podríamos llamar papel lento, hecho con absoluto respeto y suma atención.

La manufactura del papel, está ahora centrada principalmente en las regiones de Fukui (Echizen), de Kochi (Tosa), y de Gifu (Mino), pero hay otros bolsillos de la fabricación de papel especialmente en las áreas donde el kozo crece fácilmente como en  Ibaragi y Kurotani,  o sea la aldea continua más vieja de Japón, en la manufacturación de papel y, en donde el washi ha sido manufacturado, por más de 800 años. Las áreas de Awa,  Hyogo, Yoshino y Ehime, producen asímismo el washi,  pero los manufactureros están dispersados. 

Los más viejos quienes son aquellos que  gradualmente llevan a cabo el conocimiento a muchas generaciones antes de que se retiren o mueran, con el fin de que sus hijos elijan menos trabajos exigentes en las ciudades.

Actualmente, la manufactura del papel está desafiada con la pérdida de herencias recibidas de los familiares; sin embargo aún queda gente joven que se dedica a este hermoso trabajo creativo: toma los guantes y continúa creando.

Como usted podrá  ver en muchas galerías durante la Cumbre de Washi del Mundo, todo el washi que se hace o se crea hoy,  puede ser un recurso valioso y versátil en manos de artistas, por donde sea.

 
«CELEBRANDO EL LXXX ANIVERSARIO  DE  RELACIONES DIPLOMÁTICAS ENTRE
 CANADÁ  Y  JAPÓN» 
 
Eventos dentro del marco de  la Cumbre Mundial de Washi en la Fundación de Japón de Toronto:

* Lunes, 9 de junio; de 7.00 a 9.00 pm
   Demostración acerca de la creación del papel    japonés, por Hiroaki Imai, Shinji    Hayashi e    Hiroshi Tamura  (Ver fotos adjuntas)

* Miércoles, 11 de junio; de  7.00 a 9.00 pm
   Taller de Origami con la Sociedad de Origami    de Toronto,  Origami with Washi  

* Jueves,  12 de junio: de 5.00 a 6.00 pm
   Conferencia por Paul Denhoed:  Inmersión y Educación: Mi tiempo en la     manufactura del papel en las aldeas de Japón. 

 * Jueves, 12 de junio: de 6.00 a 7.30 pm
    Conferencia presentada por Rob Shepherd: “De Kyoto a Londres: Chiyogami toma     el Reino Unido por sorprendido”.  

 * Sábado, 14 de junio, de 7.00 a 8.00 pm
    Gran Revisión (panel de diálogo entre artistas y creadores manufactureros de     papel)  


Prerequisito: Reservaciones para cada evento listado más arriba. Asientos limitados. 

Para responder a su invitación: RSVP, sírvase contactar: rsvp@jftor.org o llamar al teléfono: 416.966.1600- Anexo, 400.

Favor de incluir en su reserva: su nombre y apellidos; sus datos para contactarle y el  número total de invitados.


 
Aunque la palabra washi generalmente sea traducida como “papel japonés”, éste es mucho más que una superficie lista para imprimir. Maleable, transluciente, absorbente y delicado pero, increíblemente fuerte; cuyas hojas están hechas a mano, a partir de cortezas reanudables de plantas especiales  tales como: “mashi”,” kozo”, “gampi” y “mitsumata” – las cuales, poseen  propiedades únicas, fáciles de combinarse a la sensualidad textil; y más aún con la elegancia práctica de los antiguos papeles finos.

Esta clase de papeles finos están hechos en diversos lugares de Asia y Europa; sin embargo, el washi está considerado como el más fino, el más liviano y a su vez,  el más fuerte. El color original y el brillo de las fibras usadas son claramente visibles en el acabado del papel.

 Durante siglos, ha sido un arte indispensable y,  a su vez un recurso en la vida cotidiana de los japoneses.

Las técnicas del washi han sido trasladadas de la China hacia Japón.  Usado para escribir textos sagrados por los monjes Budistas, desde  principios del año 610.
El papel más antiguo, es aquel que fuera  usado en el Censo del año 702 y, preservado en “Shousouin”, “Nara”. Una demostración de los expedientes muestra que, el número de domicilios que hacen papel en Japón, subió muy rapidamente a partir del  Octavo siglo.

Es importante constatar que, aunque la excelencia de varios materiales para artesanías sea muy conocida en el resto del mundo – tales como textiles, arcilla y acero, por ejemplo – este humilde material que ha dado vida a tantos otros que son típicamente japoneses – abanicos, linternas, mamparas, impresos en madera, “chiyogami”,  y hasta sombreros “samurai” – no lo sea.

                   Esperamos que mientras nos acompañen en el viaje a través de la exposición, ustedes obtengan mayor comprensión  y aprecio de lo que tanto ha hecho por el washi  una parte de la cultura japonesa y, por qué son estos, dignos de nuestros esfuerzos en el resto del mundo, logrando así colaborar con el sostenimiento de su producción en el futuro.



“… A través de estos eventos, rendimos homenaje al magnífico material llamado washi, por todo aquello cuanto respresenta:  calidad artesanal, sostenimiento y su generoso potencial de obsequio alrededor del mundo para con aquellos espíritus y manos creativas. Con estas actividades esperamos que el mundo, a menudo de prisa hacia los últimos caprichos, comprenda y reconozca cuán afortunados somos de tener a nuestro alcance aún, este material antiguo, pulsando con importancia creativa, hoy en día. " 

        Nancy Jacobi
      Coordinadora, Cumbre Mundial de Washi
        Presidente, “The Japanese Paper Place”



Demostración de la Manufactura de Papel Japonés, por tres grandes artistas de washi venidos de Japón, especialmente invitados por la Japan Foundation de Toronto:             

 Hiroaki Imai,
   Shinji Hayashi and
           Hiroshi Tamura.


 
Historia del washi 

Las crónicas de Japón, “Nihon Shoki”, escritas en el año 720, declaran que los métodos de  la manufactura de tinta y papel  fueron introducidas en Japón en el año 610, por el sacerdote budista de orígen coreano , Doncho.  El príncipe “Shotoku” encontró el estilo de papel chino demasiado frágil, fue así que se interesó en usar el árbol de moras (Kozo) para dicha manufactura.  

Durante el periodo Meiji (mediados del siglo XIX)  la demanda del papel aumentó considerablemente. Lamentablemente, fue el principio del cambio de washi a papel del oeste y de papel hecho a mano a papel hecho con máquinas.

A pesar de este drástico cambio,  el fuerte y más aún, flexible “washi”  quedó enracinado firmemente en la cultura japonesa y hast ahoy, continua su uso para propósitos religiosos especiales ( ambos: Budista y Shinto), en la infatigable producción de juguetes, abanicos, lámparas y ropa; e igualmente en la  conservación  y, en su universalmente reconocida funcion: arquitectura tradicional.  

Hoy, los manufactureros y creadores de washi, se apoyan en su delicada  adaptabilidad y tratan de mantener la tradición  de la Edad de Oro del proceso y, a su vez satisfacer las necesidades de la sociedad.    

Proceso para hacer washi 

Preparación de los Materiales 

a. Cosecha de los arbustos
Los arbustos son cosechados en el invierno, cortándolos en pequeños tallos de igual tamaño y atados. La corteza consta de tres capas, la capa externa negra (kurokawa); la capa verde media (nazekawa); y la capa blanca interna (shirokawa).   

b. Cocimiento a vapor
Colocar las cortezas en barriles de madera con agua y dejarlos que se cocinen a vapor. Luego de cocidos, el agua se vierte sobre los tallos permitiendo así que los tallos se rajen facilmente. Es durante esta operación que la fragancia emanada de los tallos, es sumamente rica.  

c. Eliminando y afeitando cortezas
La siguiente etapa es  retirar la capa negra externa  eliminando la corteza.  La corteza suave es cuidadosamente puesta dentro del agua y frotada delicadamente con el fin de retirar la corteza negra aflojada sin dañar las fibras.  Luego, la capa verde se  retira cuidadosamente y debe ser desechada con la ayuda de un cuchillo. 

La blancura natural del papel está determinada por la cantidad de capa verde que haya sido cuidadosamente retirada.  Se retiran asímismo, cualquier decoloración o cicatrices de las ramas. La corteza blanca (shirokawa) limpia se guarda de inmediato, en un lugar fresco y con sombra, durante el tiempo que sea necesario y hasta cuando esté lista para ser procesada.   

d. Blanqueado en el Río

La corteza blanca es colocada en las aguas bajas de un río con agua limpia, para que desaparezcan todas las impurezas y, a su vez se blanqueen las las cortezas en contacto directo conn la luz solar – proporcionando así un color blanco natural.   
 
e. Cocinando la corteza blanca
Se cocina en una tina grande hasta que la corteza blanca esté muy suave.  Es muy importante en esta etapa la cocción uniforme de la corteza, de manera a que las fibras tengan un acabado consistente. Dichas fibras son cocinadas cerca de dos horas en una solución alcalina.  La solución alcalina se calienta hasta el punto de ebullición (hasta que hierva) y, luego se baja el fuego y se le deja cocinar a fuego lento.  A medida que las fibras se suavizan, la corteza disminuye.  Es interesante observar que,  la calidad y  sensación del washi están determinadas por la cantidad de materiales no-celulosos contenidos en las fibras. El tipo de alkali usado puede afectar el color y la sensación del papel (al tocarlo).  

“Chiritori” - Retirando los puntos oscuros

Los procesos de enjuage y limpieza después que las fibras han sido cocinadas se llaman "Chiritori".  Un apequeña cantidad de  fibra cocinada es puesta dentro de una canastilla de bamboo flotando en agua; luego todo residuo de cicatrices en el tejido fino, de brotes, de partes que se han cocinado irregularmente o en áreas descoloridas son retirados a mano.
Generalmente, se usa hipoclorito de sodio; sin embargo algunas veces son usados asímismo, los métodos de blanqueamiento naturales con agua o con nieve.  

f. Golpeo
Las fibras son golpeadas sobre una piedra con un mazo de madera, varias veces. Este proceso es ruidoso y se hará siguiendo el mismo ritmo.    

g. Herramientas
Dos piezas esenciales en la manufatura del papel son:  la tina (suki bune) y el molde (suketa).

La tina por lo general, está hecha de pino o cedro  - pero, siempre se forrará el interior con acero inoxidable, para mayor durabilidad.

El molde japonés de la manufactura de papel consiste en dos partes:  La especialmente preparada  para esos fines, pantalla movible flexible (su) hecha de finas tiras de bambú y cuyas tiras  están en su lugar, gracias a los hilos de seda que las sostienen. 

A estos procesos descritos, les siguen aquellos de la Separación de hojas – larga y tediosa labor – usando variados métodos, siendo entre ellos más conocido, el “Método Nagashisuki”.

Luego, la etapa del Planchado y la Separación de las hojas de papel – una vez retirado el papel del molde, el cual se deberá hacer rapidamente, con el fin de prevenir que se formen asperezas en la superficie del papel y buscar así el espesor deseado.  El planchado se hará levemente al principio y añadiendo cada vez mayor presión, a medida que se avanza, para mantener una superficie lisa. Esta etapa dura casi seis horas, hasta que se consiga haber retirado 30%  de la humedad del papel.  

Secado por el sol y el aire

Una etapa que seca  centenares de papeles, los cuales han sido colocados a la intemperie y, secados por el sol; seguidamente, son separados uno por uno. Con este método natural, los papeles conservan una blancura y brillo excepcionales.     

Inspección y Acabado

Las hojas de papel secas son expuestas ante la luz y observadas para su clasificación, según el color,  espesor, etc.  A través de todas estas etapas el washi ha adquirido un aspecto cálido, delicado y a la vez fuerte.

Y ahora…,  ¡el washi está listo para su uso!
 
 
Técnica de la producción 

La técnica en la fabricación de papel alcanzó todo el país y, el proceso original bajo su patrocinio, se fue haciendo conocido como el ‘método Nagashizuki’  - es decir hacer papel usando “kozo” (ramas de moras) y “neri” (una ayuda de formación viscosa). Estas habilidades que han sido transmitidas de generación en generación, producían un papel que no era solamente funcional, sino que además reflejaba el alma y el espíritu del creador del papel. 

Esta estrecha relación entre el creador del papel y el usador del papel en sí, dió como resultado que el papel washi fuera haciéndose cada vez más útil, hasta llegar a ser una parte integral de la Cultura Japonesa. 

CURIOSIDADES DEL washi

Durante el periodo Edo, fueron de uso común: linternas plegables, bolsas, cajas y vestimentas hechas en “washi”.  Es así que los viajeros apreciaban la calidad liviana y resistente del papel de los objetos y vestimentas; y a menudo éstos eran hechos impermeables añadiéndoles, jugo de caqui, aceites y laca. 

*** Antes de la llegada de la electricidad, los incendios eran communes y, ante un incendio, la gente tiraba los libros de contabilidad dentro del pzo de agua. Una vez pasado el incendio, era fácil recuperarlos y leer los registros - dada la fortaleza y durabilidad del papel “washi”.
Algunos objetos que se usan hoy como juguetes, antiguamente eran objetos sagrados. La gente vió siempre las ‘cometas’ como religiosos intermediarios entre el cielo y la tierra; por esta razón eran hechas en “washi” – dada su pureza y fortaleza- y, hasta hoy continua la tradición.

 *** Los parasoles eran de exclusividad del clérigo y la aristocracia para protejerse del sol. Los fabricantes de parasoles añadieron, jugo de caqui, aceites y laca para hacerlos impermeable; lo cual dió nacimiento a los – hasta hoy - famosos paraguas.

*** En las capillas y templos se usaron los papeles plegados como amuletos y los abanicos plegables fueron objetos sagrados.  El abanico de papel se desarrolló en un símbolo de prosperidad – dada su expansion; y más tarde fue usado sobre todo por sus cualidades estéticas y fortaleza, la cual permitía abrir y cerrar los abanicos cuantas veces sea necesario sin que se deteriorasen rapidamente.

*** La ropa hecha en papel “washi” es más durable y tiene diversidad de cualidades: suave como la seda, maleable al diseño, impermeable gracias al tratamiento especial (caqui, aceite y laca). Uno de los grandes y fascinantes diseñadores que ha creado ropa para reinas y princesas, así como para grandes personalidades del mundo, con fines humanitarios y de fama mundia por su esquisitez en el diseño con “washi” es el japonés: Isse MIYAKE, nacido en Hiroshima.

En todo el mundo, nuevos descubrimientos ocurren con el washi y a través de exposiciones, demostraciones  y talleres          el papel japonés, hecho a mano, es siempre reconocido y redescubierto por su versatilidad, su belleza y su poder como un medio que hace un llamado a los sentidos: visual, tactil y emocional.


 
      "Una preciosa noche de primavera
                súbitamente se fue mientras 
                          mirábamos los cerezos florecer"

                                     Matsuo Bashō (1644-1694) - Trad.: tchs 


¡Excelente Exposición! 

          
Teresa Chávez Suárez
Art Editor and Art Critic
«Por Amor al Arte» - TorontoHispano.com
teresa.chavez@torontohispano.com

1.  Fotos (A, B, C, D,): Cortesía de Tatyana Pethukhova,
Conservadora de trabajos artísticos e históricos en papel. 
2. Fotos: Cortesía de The Japan Foundation – Toronto
3. Fotos: Teresa Chávez Suárez

 




 


Artículo publicado el 07 de Julio del 2008
 
TorontoHispano.com Toronto Hispano en Facebook Toronto Hispano en Twitter Toronto Hispano en Google Plus Toronto Hispano en You Tube Toronto Hispano homepage